TOXINA BOTULÍNICA

Es el tratamiento más realizado en estética facial, es un tratamiento muy sencillo destinado a combatir las arrugas de expresión que permite quitarse años sin necesidad de pasar por el quirófano. El resultado es una piel más lisa y una significativa atenuación de las arrugas, principalmente de la mitad superior del rostro.

Este medicamento que relaja los músculos, minimizando las arrugas y surcos de la cara, para conseguir una apariencia más fresca y juvenil.

Se aplica en aquellas áreas en las que las arrugas de expresión son más marcadas, como frente, patas de gallo y entre las cejas. También se utiliza para elevar el arco de la ceja, o darle forma de acuerdo al óvalo facial, desacelerando así el proceso natural de envejecimiento.

La aplicación se realiza en el consultorio y después de ésta el paciente puede regresar a sus labores habituales sin impedimento alguno. Los cuidados que se deben tener son mínimos.

Es magnífico utilizarlo de forma preventiva,  ya que al no contraerse el músculo se evita la formación de nuevas arrugas y por ello cada vez existe un público más joven. Este medicamento no sustituye la cirugía menor, pero en personas jóvenes tiene excelentes resultados en la preservación de la piel y la desaceleración del proceso de envejecimiento.

Se considera un tratamiento seguro y eficaz aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos desde 1989. Por precaución no se aplica a mujeres embarazadas.

Inicio Nosotros Cirugía Cosmética Médico Estético Estética / Spa Contácto Galería