f. FOTOREJUVENECIMIENTO Y DIFUMINACIÓN DE MANCHAS CON IPL

La última tendencia en procedimientos estéticos se orienta hacia la realización de tratamientos no invasivos, de corta duración y con un mínimo tiempo de recuperación. Actualmente, este objetivo puede lograrse por medio de un nuevo método que utiliza la tecnología de la Luz Pulsada Intensa (IPL del inglés Intensive Pulsed Light).

En el fotorrejuvenecimiento se utilizan pulsos de luz intensa para mejorar eficazmente los signos visibles del envejecimiento cutáneo. Es un tratamiento ambulatorio con mínimas molestias y sin período de recuperación.

El método emplea una exclusiva tecnología patentada de IPL que aporta delicadamente a la piel una luz especial, altamente controlada, adaptándose el tratamiento a las características personales de cada paciente.

Las personas que pueden beneficiarse con este tratamiento son aquellas que padecen de enrojecimiento en el rostro, aquellas que posean pequeñas venas o manchas producidas por el sol.

La rosácea, los poros dilatados y las arrugas finas también mejoran enormemente. Por otro lado, durante el transcurso del tratamiento se podrá apreciar una apariencia más tersa y juvenil en la piel. El tratamiento IPL se puede realizar en cualquier parte del cuerpo. Este tratamiento es especialmente eficaz en la cara, el cuello, el escote y el dorso de las manos.

Se realizan de 4 a 6 sesiones, de 30 minutos a 1 hora cada una, con intervalos de 4 semanas entre cada sesión.  Se puede aplicar en cara, cuello, escote, dorso de manos, espalda y otras áreas.

No requiere tiempo de recuperación; está indicado en cualquier edad; es repetible y puede utilizarse como tratamiento único o como tratamiento complementario a otros procedimientos estéticos tales como la cirugía menor de lifting facial, rellenos, toxina botulínica, etc.

Inicio Nosotros Cirugía Cosmética Médico Estético Estética / Spa Contácto Galería